Blog C - Es > Comunicación Interna  > 7 razones para medir en Comunicación Interna

7 razones para medir en Comunicación Interna

La mayoría de los profesionales en el área están de acuerdo en que encarar un estudio cuantitativo sobre comunicación interna es fundamental. Pero medir sólo porque todos lo hacen no tiene mucho sentido. Entonces, ¿para qué hacerlo? Podemos enumerar varias razones:

  • Posicionamiento interno. El responsable de CI debe ser, además de comunicador, dueño de su gestión. Así, ante la clásica afirmación de “la revista no lee nadie“, debería responder: “la última medición arrojó que 68% de nuestro personal lee la revista y que las notas que más valora son las vinculadas con las novedades del negocio“.
  • Credibilidad ante los directivos. Una propuesta basada en datos confiables tendrá mayor adherencia y promoción por parte de los líderes y bien sabes que el apoyo de la cúpula directiva es muy importante para asegurar el éxito de cualquier plan de Comunicaciones Internas. A la vez, las decisiones que tomes tendrán un sustento lógico de mayor fortaleza que un “creo que…”.
  • Asignación de presupuesto anual. ¿Necesitas que te aprueben un proyecto o un presupuesto? ¿Precisas más recursos o personal en el área Comunicación Interna? Si una medición confirma esta necesidad, contarás con razones de peso para que te sean asignados.
  • Determinación de Focos. ¿Qué modelo de negocio se sigue para llegar al objetivo de la empresa? ¿Cuál es el lugar de cada uno de los colaboradores en este modelo? ¿Cuáles son los temas más importantes para esta organización? ¿Qué grado de conocimiento existe sobre estos temas? Un diagnóstico bien formulado te dará respuestas a estas preguntas y te ayudará a construir mensajes adecuados.
  • Formulación de estrategia y táctica. La medición detecta necesidades y ayuda a determinar los canales precisos que habrá que activar para que la información fluya de forma adecuada, se fortalezca la comunicación y, por añadidura, se genere valor agregado al negocio.
  • Segmentación del público interno. También permite determinar los grupos de destinatarios en función de sus necesidades para cada acción. De ese modo podrás ser más asertivos a la hora de invertir los recursos disponibles.
  • Medición de resultados. Un estudio bien organizado podría determinar el grado de cumplimiento de los objetivos y los puntos a mejorar. También te ayudará a conectar los resultados de la Comunicación Interna con los objetivos de la organización.

En definitiva, un estudio de este tipo te permite dejar de transitar el universo de los supuestos para pasar al de las certezas. Puedes manejar tu área de Comunicación Interna a la luz de información certera, profesional y objetiva que te permita diagnosticar el estado de situación de tu organización y actuar en consecuencia. Y tú, ¿qué esperas para medir el estado de la CI en tu empresa?