Blog C - Es > Entrevistas  > #CIenZapatillas: Laura Verazzi
Conversaciones sobre Comunicación Interna con Laura Verazzi

#CIenZapatillas: Laura Verazzi

Bienvenidos queridos lectores a una nueva edición de estas mini entrevistas informales (en zapatillas, nada de calzado incómodo) sobre Comunicación Interna. En el aniversario de la publicación de la “Guía Fundamental de la Comunicación Interna” nos dimos un lujazo y nos permitimos entrevistar a Laura Verazzi, su co-autora (quien a raíz de este libro se encuentra en este momento dando charlas en distintas universidades de Buenos Aires).

Especialista en comunicación y con muuucha experiencia adquirida en CI, Laura es directora de Vector C desde hace casi 8 años (¡wow, cómo pasa el tiempo!) y hace ya más de 4 encaró el desafío de cruzar el charco y traer nuestra metodología y knowhow a España, desde donde continúa desarrollando y ejerciendo la disciplina (mitad en español, mitad en catalán).

Sin más presentaciones, ¡Laura Verazzi!

 

¿El medio es el mensaje?

Definitivamente el medio es parte del mensaje, porque el medio elegido cambia las condiciones de la enunciación. A ver… al contar “x” cosa en una organización… se interpretará diferente si lo dice el CEO en un evento o con un comunicado formal y urgente, que si lo contamos con un poster colocado en los pasillos. Entonces sí, el medio le atribuye efectos de sentido al mensaje. Por eso es importante pensar en ecosistemas de medios.

¿Una imagen vale más que mil palabras?

Si bien soy absolutamente visual, también soy una persona de grises, jaja. Así que voy decir que las imágenes y las palabras sacan lo mejor de sí mismas cuando cooperan y se complementan. Lo visual puede ser muy poético. Y las palabras pueden ser muy visuales. 

Hablando de palabras… ¿de dónde surge la idea de escribir un libro sobre Comunicación Interna?

La necesidad apareció en la asignatura de Comunicación Interna de la UOC (Universitat Oberta de Catalunya), al hacerse difícil encontrar materiales de calidad a nivel académico sobre la disciplina. Por eso, decidieron impulsar el desarrollo de este libro a través de su editorial.

Sin embargo, esta necesidad también comenzó a aparecer en el mundo profesional, y por este motivo decidimos realizar un nuevo libro que apuntase a este público, muy orientado a la práctica, a lo que sucede en la vida real de las organizaciones, que incluye casos, problemáticas concretas y desarrollo de argumentos con una perspectiva muy marcada. ¡Este libro aún está en proceso de edición, pero se publicará pronto!

¿Cuál es el desafío del comunicador interno?

Sacarse todas las etiquetas que lo encuadran en su rol. Tomar las riendas. Hacerse cargo del lugar que toca en la organización. El comunicador interno necesita (generalizando un poco, claro) animarse a más.

¿Qué es lo más importante en Comunicación Interna?

Pensar en sistemas, en estructuras subyacentes. Esto te permite salir del día a día y te deja tener una mirada más macro, relacionar variables, entender problemas de fondo. Este pensamiento sistémico tiene que tener en cuenta algún mecanismo de inputs (o de escucha), variables que se relacionan y dialogan, correcciones, etc. 

¿Qué consejo le darías a alguien que recién empieza a trabajar en Comunicación Interna?

Dos cosas. Primero lo más obvio: ¡que lea mucho! Pero no solo de Comunicación Interna. Que lea de comunicación, de semiótica, de teorías de la enunciación, de percepción, de teorías del diseño, de recursos humanos, de gestión del conocimiento, de redes, de administración de empresas. Todo esto suma a la práctica. Lo empírico viene solo, con la experiencia. Pero la apertura mental y la capacidad reflexiva se entrenan 🙂
Lo segundo, tiene que ver con el mundo de las organizaciones. Que siempre se guarde un ratito de su semana para repensar, para comprender los roles de las personas con las que interactúa, para entender las relaciones de poder. Que trate de entender el entorno que lo rodea y cómo se navega por él.

¿En qué otra área te hubiera gustado trabajar si no fuera Comunicación Interna?

Creo que me habría tentado la macroeconomía… pero eso siguiendo el rumbo de lo social. Sin embargo, en alguna dimensión paralela mi otro yo está investigando en matemática (jaja, qué sorpresa eh… sí tengo un pasado de amor matemático -muy- amputado).

¿Una frase de menos de 140 caracteres que se te ocurra en este momento?

La Comunicación Interna construye la realidad de la organización. 

“Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice”. ¿Qué piensas?

A menos que tenga algún super poder, escuchar lo que no se dice es una especie de oxímoron, jaja. Ya me gustaría. Diría que escuchar es lo primero. Y lograr que te digan aquello que no se dice, es el super poder que tiene que adquirir el comunicador interno. Para ello hemos de  generar espacios de escucha formales sustentado por confianza y credibilidad para con el área. Hay que trabajar en eso.

Ping pong final: Por favor, elige una (¡o más!) de las siguientes preguntas y contéstala.

¿Mate, te o café?  Mate forever.

¿Cuál es tu frase de cabecera?  Si quiero, puedo. 

¿Madrugar o trasnochar? Trasnochar. 

¿Un superhéroe? Me lo ponen difícil, jaja. Ay… los amo a todos…  Bueno: Dr. Who.  

¿Una cábala? Nah, mejor tener confianza. 

¿Un toc?  Me ponen mal los archivos sueltos, así que tengo muchas carpetas para un archivo solo (shhhh lo que pasa en #CIenZapatillas queda en #CIenZapatillas).