Blog C - Es > Casos CI  > #CasosCI: Un secreto compartido entre miles

#CasosCI: Un secreto compartido entre miles

Fue el mayor evento realizado en AXA por sus propios colaboradores, con la participación de más de 800 personas (y otras tantas que lo siguieron vía streaming en distintas sedes), la colaboración de todas las áreas de la empresa y la creatividad del equipo de Comunicación Interna.

El motivo del festejo no fue la consecución de una gran venta, la incorporación de un nuevo cliente ni el lanzamiento exitoso de un producto revolucionario. Esta vez, el centro de la celebración estuvo puesto en las personas, y no en el negocio: la despedida sorpresa de Jean-Paul Rignault, CEO de AXA en España desde 2012 hasta marzo de este año.

Un líder ejemplar

Con 35 años de antigüedad en la empresa, Jean-Paul desembarcó en la sede principal de Madrid y desde el primer minuto marcó una clara forma de liderazgo: muy orientado a las personas, cercano, involucrado y preocupado por saludar y atender a todos y cada uno de los colaboradores sin importar su jerarquía o rol. Tal vez haya sido su manera de liderar la causa por la cual desde el momento en el que comenzó a planificarse la despedida, nadie dudó en sumarse y a aportar como fuera (nos enteramos de que hasta su chofer, ya jubilado en ese entonces, quiso ser el encargado de ir a buscarlo en ese día especial).

“La idea surgió porque Jean-Paul se retiraba con una trayectoria de casi 40 años que terminaba en AXA España, pero que había involucrado a muchos países anteriormente. Es una persona muy querida en todo el Grupo AXA, no solo aquí. Por eso, si bien la celebración sería local, queríamos que tuviera un toque internacional, y también otro toque familiar (por eso contamos con la colaboración de su mujer). Y debía ser sorpresa: caso contrario, por su personalidad, jamás nos hubiese dejado ponerlo en el centro de la atención” nos contó Ana Gago, responsable de Comunicación Interna de AXA Seguros para España, quien estuvo a cargo del armado del evento.

En la organización se involucraron todas las áreas de distintas formas; desde el brainstormingy posterior armado del evento (por parte del equipo de Comunicación), la animación y logística en el “día D” (a cargo de las secretarias de cada área y la gerencia de RRHH/Personas), la edición de vídeos testimoniales homenaje (de la familia de Jean-Paul, de sus jefes y de los propios colaboradores), la elaboración del “libro recuerdo” (abierto a todo aquel que quisiera participar contando su historia con Jean-Paul), el baile tipo flashmob con su correspondiente coreografía (a cargo de varias colaboradoras)… Y, con tantas cosas en marcha, el mayor desafío fue mantener el secreto, sobre todo en una organización de semejante tamaño. Sin embargo, cuando el propósito es tan fuerte y hay un objetivo común, nada es imposible.

Ahora bien: ¿de qué manera se realizó la Comunicación Interna para mantener el secretismo? Se generaron dos listas de distribución paralelas: en una de ellas, estaba incluido el CEO. En la otra, estaban todos menos él, y esta era la lista ‘real’. Con algo tan simple como eso, sumado al compromiso de los colaboradores en mantenerse callados y con la ayuda de su mujer (quien logró retenerlo en casa en el día de la celebración) fue posible generar la sorpresa.

Cronología de los festejos
  • Jean-Paul llega a la sede central de AXA España conducido por su antiguo chofer y de la mano de su mujer, quien bajo pretextos imaginarios lo retrasó en su casa hasta la hora indicada (no la conocemos pero ya la queremos mucho).
  • Lo reciben en la puerta la nueva CEO, el Director de Comunicación y la Directora de RRHH/Personas, quienes lo conducen al interior de las oficinas. Allí, no solo la decoración comienza a desvelar la sorpresa: un pasillo humano de colaboradores se extiende a lo largo de todo el camino de entrada hasta el jardín (sitio en el que se realizaría el evento), donde lo esperan unos 800 colaboradores de la sede central y algunos del territorio. En este punto, la emoción de Jean-Paul es indisimulable (podéis ver el vídeo aquí, os alertamos que probablemente tengáis carne de gallina luego de reproducirlo).
  • Comienza el flashmob al ritmo de “Forever and ever” que 50 colaboradores tenían ensayado, al que todos los demás se suman imitando los pasos de los “bailarines oficiales” (¿os imagináis a 50 personas ensayando en la oficina para preparar un baile para su jefe? Realmente emocionante).
  • Se transmiten los vídeos sorpresa: de los hijos de Jean-Paul (quienes viven en el extranjero) de sus jefes (el CEO Mundial de AXA y el CEO de Mercados Europeos) y de los colaboradores, quienes montaron un vídeo testimonial contando su legado en estos 7 años.
  • La nueva CEO, Olga Sánchez, toma la palabra y agradece todo lo que Jean Paul le enseñó. Acto seguido, le hace entrega de un regalo especial, hecho con la participación de todos los colaboradores: un libro de recuerdos en el que cada uno comparte anécdotas, mensajes de despedida, fotos y/o historias (“hasta que no termine de irme del todo de la Compañía no lo voy a leer, porque lo he hojeado y sé que me voy a emocionar mucho”, sabemos que expresó el CEO después del evento).
  • Jean-Paul toma la palabra e inicia el brindis conjunto, ya que cada una de las sedes tenía copas y canapés (incluido una degustación de callos, uno de sus platos favoritos) para poder, de alguna manera, estar presentes en este momento. Se repite el flashmob, solo que esta vez se suman todos los integrantes del comité ejecutivo al baile, incluido el CEO (¡bravo, Jean-Paul!).
 Las repercusiones

Varios días después de la realización del festejo, los colaboradores seguían comentando por los pasillos lo bien que la habían pasado y lo mucho que les había encantado el evento. “Las repercusiones fueron sobre todo de sentimiento de equipo. Este no fue solo un festejo de despedida para Jean-Paul, sino que se vivió como un evento de orgullo de pertenencia, un festejo de los colaboradores para otro colaborador que, si bien era nuestro CEO, era un par, un colega más”, agregó Ana Gago.

Compartimos aquí solo algunos de los comentarios recogidos en Twitter:

 

  

***

Desde Vector C queremos agradecerle mucho a Ana Gago, no solo por demostrarnos una vez más la importancia de la comunicación interna a la hora de sumar compromisos, sino también por habernos dedicado su tiempo para explicarnos cómo fue el evento que hoy traemos a #CasosCI.

Compartir