Blog C - Es > Entrevistas  > Café con amigos: Fabián García Nicora

Café con amigos: Fabián García Nicora

Bienvenido, Fabián, ¿cómo estás? Acomódate tranquilo con tu café, que esto es súper informal. Si ya nos conocemos desde hace cuánto, ¿diez años? Ni me quiero acordar, asusta el paso del tiempo. Bueno, hoy vamos a conversar un poquito de lo que tanto nos gusta a los dos, la Comunicación Interna. Pensar que en aquel momento yo no había ni escuchado nombrar la función en toda la carrera…

Es que las currículas han sido formuladas por académicos con una visión holística, lo cual en mi criterio no está mal en dicho nivel de formación. Sin embargo, como formadores, debemos proponer una actualización permanente y una mayor carga horaria en la currícula para formar profesionales con un grado de conocimiento que permita dar respuesta a una mayor demanda en la disciplina.

Y sí, es que estuvo creciendo mucho a lo largo de los años y las universidades tienen que actualizarse… y no solo las instituciones educativas. ¡Las organizaciones -y los profesionales- también!

Las cuestiones de Recursos Humanos como todas las cuestiones inherentes a la Organización son afectadas por procesos de innovaciones, cambios y transformaciones que requieren de respuestas para las cuales debemos estar formándonos permanentemente. Las relaciones humanas en este entorno se tornan inestables, complejas y ambiguas y, por lo tanto, impredecibles en términos de management. Todo esto demanda habilidades y conocimientos que son emergentes de nuevas formas de producción de dicho conocimiento, la neurociencia es un ejemplo de ello, entre otras disciplinas.

Hablas de “las cuestiones de Recursos Humanos”. ¿Crees que la gestión de Comunicación Interna tiene que depender de Recursos Humanos en todos los casos?

No es vital de quién dependa la función, lo importante es que más allá de de quién dependa cuente con el anclaje estratégico y ocupe la agenda de los Managers.

Al final siempre se trata de las relaciones… (¿y no tanto de la formación?) Me pregunto qué pasaría si los managers tuvieran una formación en ciencias blandas como nosotros.

Sin dudas la formación orienta una inclinación hacia el manejo de los recursos y así lo explican investigaciones, pero me animaría a postular que mientras las prioridades estén puestas en la maximización de los beneficios, la formación no será la determinante de la gestión empresarial. El Mercado se impone a las formas de gestión. Si bien hay una postulación cada vez más fuerte orientada a actuar de manera responsable con todos los recursos incluidos los recursos humanos, las demandas de una economía globalizada, tecnológica, incierta e inestable no siempre encuentra el tiempo que las cuestiones de Recursos Humanos demandan. Aún en aquellos mercados con menos apertura o en busca de protección de las fuentes de trabajo, los mismos están orientados a mejorar la calidad del trabajo, no la cantidad, se preservan las fuentes y no las formas.

Has mencionado al pasar la globalización y las nuevas tecnologías. Esto, junto con las nuevas generaciones, la digitalización, el home office, traen muchísimos cambios en la forma de trabajar. ¿Cómo vislumbras la gestión de Recursos Humanos del futuro, qué cosas son perennes y cuáles deben cambiar?

Alquimistas, combinaciones, sintetizaciones, formulaciones, enfrentamos el desafío de hacer posible la convivencia de intereses que se presentan cada vez más divergentes entre la Organización, la Sociedad y el Individuo.

Multidisciplinaria, más conocimientos en varias disciplinas entre ellas, sociología, tecnología, psicología, neurociencia.

Interdependiente e interactiva, menos aislamiento, saliendo del “corrhhal” que amenaza con dejarnos fuera del circuito de toma de decisiones.

Analítica, profundizando el conocimiento de la gente y los comportamientos, investigando, proyectado. En los próximos 10 años veremos transformarse de una manera radical la gestión, poniendo el foco en estas capacidades/habilidades más que en los aspectos transaccionales que adquirirán definitivamente con la tecnología, el acceso, la disponibilidad, la simplicidad, la escala, la trazabilidad y el control, una categoría “administrativa” para las organizaciones. Ya comenzamos a escuchar nuevos nombres al rol, entre ellos, Felicidad y Experiencia.

Hablando de experiencia, ¿cuál fue tu mejor o peor experiencia laboral?

La peor, la que tuve un mal Jefe, definitivamente, un Jefe del que no pude aprender nada (ni de liderazgo ni de negocio). Las mejores, todas, porque en todas tuve Jefes de los que aprender, o bien por su estilo de liderazgo o bien por su capacidad de Mangement (no siempre coinciden). Toda experiencia está vinculada con la Relación.

Ok, eso sobre experiencias pasadas. ¿Y a futuro, qué esperas?

Investigar y escribir son desafíos que me movilizan y en los cuales ya estoy trabajando. Al momento estamos con un equipo de la Universidad de Morón, investigando sobre Coworks y las nuevas formas del trabajo.

Entonces “el futuro ya llegó”, como dicen. ¡Uy, y la cuenta también! Gracias mozo. Y gracias, Fabián, invitamos nosotros.